Notas Técnicas

La historia del globo

La historia del globo

Los globos se pueden fabricar en cualquier tamaño o forma.

El globo de nuestros días le debe mucho a otro genio; a Michael Faraday, conocido por sus aportes en la electroquímica y el electromagnetismo. En 1824, para uno de sus experimentos con hidrógeno en el Royal Institution, de Londres, precisó de un contenedor de gas y terminó fabricando una bolsa de caucho o látex, el precursor del globo.

De hecho, él inventó el primer globo de goma, ya que empleó dos láminas de caucho que cubrió con harina en el interior para que no se pegaran entre sí, de manera que dejaran los bordes descubiertos y los presionaran juntos.

No tardaron en aparecer poco después los globos de goma de juguete. Thomas Hancock, un fabricante pionero del caucho, fue el primero que los vendió. Sin embargo, los globos de látex aparecieron más de dos décadas después, cuando en 1847 fueron fabricados por J.G. Ingram, y se popularizaron casi 100 años más tarde, cuando empezaron a producirse en masa durante los años 30 del siglo XX.