Artículos

Evolución del plástico

Casi a la par de su descubrimiento y desarrollo, el plástico se convirtió poco a poco en el “sustituto de materiales  tradicionales”, al fabricar láminas de Resina Fenólica (PF) y Melamina Formaldehído (MF) como imitación de pino, cedro, caoba y otras maderas; engranes de Poliamida (PA) y Polióxido de Metileno (POM) para mecanismos pequeños y grandes (antes fabricados con bronce y acero); lámina de Polimetil Metacrilato (PMMA) y Policarbonato (PC) para canceles, domos y ventanas antibalas, en sustitución del vidrio; bolsas de Polietileno (PE) y Polipropileno (PP) para empaques de fruta, verduras y comestibles, en lugar del papel.

Con el tiempo el plástico se convirtió en el “sustituto insustituible”, al descubrirse el Cloropreno (CR) como alternativa al hule o caucho natural; la Poliaril Amida (PARA) denominada Kevlar™ para las fibras textiles, el Polisulfuro de Fenileno (PPS) o RytonTM que soporta elevadas temperaturas y aísla electricidad para sustituir al metal; y el Polietilén Tereftalato (PET), para sustituir el vidrio, revolucionando el envase de bebidas carbonatadas gracias a su barrera a gases.

Recientemente, comenzó una tercera etapa para los plásticos, gracias al  desarrollo de aditivos: cargas, plastificantes, refuerzos y compatibilizadores que hacen posible mezclas y aleaciones sorprendentes por su versatilidad en dureza, elasticidad, resistencia química, mecánica, térmica, resistencia a la intemperie y fácil procesabilidad.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

To Top