Artículos

Conoce al Polióxido de Metileno (POM), y su Participación en la Fabricación de Piezas Mecánicas

Marcador de texto (3)

El Polióxido de Metileno (POM) también conocido como Acetal, Poliacetal, Poli­trioxano, Poliformaldehído o resinas acetálicas, es un material termoplástico que pertenece al grupo de materiales de ingeniería y que presenta un elevado grado de cristalinidad.

Destaca por su tenacidad, elevada rigidez, excelente estabilidad dimensional, baja absorción de humedad y resistencia a la abrasión, además de presentar buena resistencia térmica y química. Por lo general, se emplea para la fabricación de piezas mecánicas de precisión en diversos tipos de industrias.

Debido a sus buenas propiedades mecánicas, térmicas y químicas, com­pite con otros plásticos de ingeniería como la Poliamida (PA). Su unidad mo­nomérica contiene un átomo de oxíge­no unido a un átomo de carbono, que forma parte de la cadena principal.

Existen comercialmente dos tipos de Polióxido de Metileno, el Homopo­límero y el Copolímero, a este último se adiciona un comonómero, que co­múnmente es óxido de etileno, el cual le aporta facilidad de procesamiento.

Tiene una mayor resistencia a la tensión que el Copolímero, rigidez y mayor resistencia al impacto, lo que permite diseñar piezas con espesores más delgados y por lo tanto productos más ligeros que naturalmente reducirán su costo.

Para determinadas aplicaciones se puede modificar el Acetal a través de lubricantes para facilitar su procesa­miento y de cargas minerales o fibra de vidrio para aumentar sus propiedades mecánicas.

Se moldea mediante extrusión e inyección principalmente, aunque el proceso de soplado también se puede emplear. También se fabrican barras y placas que posteriormente serán ma­quinadas.

El Polióxido de Metileno (POM) Homo­polímero se obtiene de la polimerización del formaldehído, su cadena poliméri­ca consiste en la múltiple repetición de uniones carbono-oxígeno, por ello, es muy susceptible a la degradación; es el que presenta mayor cristalinidad y se en­cuentra entre los termoplásticos no refor­zados más resistentes mecánicamente.

El Polióxido de Metileno (POM) Co­polímero se obtiene de la unión de trio­xano y óxido de etileno, por lo que su estructura también es la múltiple repeti­ción de uniones carbono-oxígeno, pero en este caso también incluye uniones carbono–carbono, insertadas al azar a lo largo de la cadena, que rompen las uniones uniformes de carbono-oxígeno de la cadena polimérica.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

To Top